DESDE SUIZA by Helena Fornells

(ORIGINAL: From Switzerland by Peter Robinson)

‘Ye guiding Powers who join and part,
what would you have with me?’
Matthew Arnold, ‘Switzerland’

 

1. SEMANA POLÍTICA

‘τὰ πάντα ῥεῖ καὶ οὐδὲν μένει’
Heraclitus

Ya volviendo a casa, sobre las ondas
y corrientes fáciles del lago en calma
por juncos sesgados, turquesas poco profundos,
puertos de escala, el Panta Rhei crea

más distancia en las aguas revueltas,
lacustre distancia – dijiste en voz alta –
el sol de hoy ardiendo radiante
atraviesa una mañana de nube densa;

y, lentamente emergiendo de viejas neblinas,
el contenido y complacencia de estos días
pueden ser llevados adelante aún

a través de cumbres y crestas luminosas,
las velas del velero revoloteando sobre sus burdas
y reputaciones volando, volando, en tantas palabras.

 

2. BAHNHOFSTRASSE

‘The signs that mock me as I go.’
James Joyce

Yendo hacia la zona sombreada de una acera,
uno tras otro, un grisáceo camino entrelazado
por bürgerliche Gemütlichkeit,
los ojos de aquí no se burlan de ti;

no, te dejan estar
solo en Bahnhofstrasse,
junto a Hotel zum Storchen
o el Zürichsee –

*

como si los fantasmas de Emmy Hemmings
y James Joyce in extremis en esta misma calle
empezasen a componer

con una pequeña guitarra, u orquesta
de cabaré con cazuelas y sartenes
au-dessus de la mêlée

*

tan lejanos como el punto de vista
en una escena de batalla de Altdorfer –
vórtices arrasan las fuerzas de Alejandro Magno
adelantando por ese terreno rebosante del valle,

la carga, la carga y el contraataque
de facciones chocando en la oscuridad parcial,
aunque seamos honestos el uno con el otro
y la juventud optimista ya no vaya a volver.

 

3. HEUTE KUNST

Tres turistas en los acantilados calizos en Rügen
contemplan un mar espiritual
o, más adelante en el futuro,
una villa con cipreses, oscuros ante olas oscuras,
la casa encantada por una mujer,
la última sucesora…

Y entonces, como si de mi se burlasen,
veo la señal de HEUTE KUNST
pintada en rojo y blanco
en una pared lisa de una fábrica
al lado de las líneas de tren.

Me hace pensar que la cargas que transportamos
pueden aún hoy sostener el destino eterno
de pueblos, naciones, un continente
que tiene que esperar una vez más
a oír palabras firmes, reparadoras, creíbles.

 

4. CUADROS DE UNA EXPOSICIÓN

EN EL RIETBERG

para Susanna Niederer

Entre rocas japonesas apiladas, un revuelo
de grullas divide la cumbre de cráteres blancos
y nubes lentas de la montaña.
Guiando los ojos de derecha a izquierda,
un punto de fuga
o su extremo opuesto, puede
que haya hecho surgir la siguiente pregunta:
dónde, en el campo visual, debe el ojo
ir a buscar el futuro?

OBERSEEN

Distraído por esas palabras, esta noche,
por un camino al borde del bosque
por encima del pueblo dormitorio
y sus señales de Achtung Kinder!
en las esquinas de callejones sin salida,
observo cimas prealpinas
incapaz de sentir certeza.

El mirar siempre debe comenzar desde un presente,
distinto dependiendo de quién seas –
resistiendo la tentación de vigilar
a esos niños que juegan en la calle.

Pero cuando uno rechaza la metáfora de otro
y no quiere hacerse el muerto, o hacer nada en absoluto,
yo desvío la mirada hacia los capiteles de la Altstadt
encontrándola justo donde jóvenes deseos
coinciden en esta escena de calma,
llenando de una cálida y oblicua luz de atardecer
sus imágenes tenues.

 

5. FRIEDHOF FLUNTERN

para Pietro De Marchi

Ese será el día en que como si en un Traum
cogimos un autobús cualquiera
y luego el tranvía número 6
en un peregrinaje no planeado hacia los desconocidos
suburbios de Zúrich, el día en que, al llegar,
fotografiamos un solitario
narcissus poeticus que florecía en su césped;

y, memoria, ese será el atardecer
de un menú multilingüe con errores intencionados
confundiendo cocinas, como si fuese la jerga
onírica de Finnegans Wake
riéndose de los traumas del mundo y augurando
nuestro Babel casero en la Schattenzone de las palabras;

ese será el atardecer
en que me llegó una carta de despido mal escrita,
en que mi vida amorosa se fue por la borda
con un abandono no acordado, con planes de viaje arruinados,
y en que optamos en un impulso por quedarnos…
Ah, ese será el día…

 

6. UNTERSEEN

Esferas luminosas brillan en la noche alpina;
alumbrado, un camino cerca del canal
nos lleva entre los lagos Interlaken.

A través de sus puentes
que van y vienen sobre nosotros, más allá
de esos vulgares barcos de vapor amarrados,
el ruido de un tren de alta velocidad
chirría en el silencio establecido
entre la orilla con tiendas de regalos y grandes hoteles,
y el reservado, preservado,
tranquilo pueblo de Unterseen –

y esas formas iluminadas, dos siluetas,
son nuestros jóvenes amantes paseando,
aislados del mundo desaparecen en la oscuridad…

 

7. DESARMONIZANDO

‘Was it a dream?’
Matthew Arnold

Ya sean húmedos resentimientos o roja añoranza,
escombros de este amor tardío
ensucian las sábanas, como una llanura en llamas;

su futuro hecho añicos por medio de
toallas, un pintalabios, como objetos íntimos
expuestos a ciudades ajetreadas, y de vuelta a casa.

 

8. LUCES EN EL LAGO

‘Der See verschlammt, Liebe verschlammt’
Ingeborg Bachmann, ‘Zürichsee’

Dos ferris llegando y partiendo maniobran;
lentamente, el oleaje de sus estelas
agita los botes atracados, grupos de gaviotas
disfrutan el alboroto, mientras en el túnel

de Stadelhofen, los trenes llenos de pasajeros
retumban sobre sus vías
hacia Flughafen, Winterthur y alrededores,
bajo una nube, o montañas nevadas,

con el Panta Rhei disminuyendo en esa orilla;
ahora, por las sombras de las vías del tranvía
en Seefeldstraße, hay poco que sostenga

el todo o nada del amor joven… Aun así, existe
más allá de un permiso de residencia, de dos billetes de tren,
de lo que fue prometido y tan prometedor antaño.